<center>LOS INICIOS ROTEROS: MARCHA DE CICLO-ORIENTACIÓN</center> : ..:: BLOG DE LA PENYA EL ROT ::..

domingo, 10 de noviembre de 2013

LOS INICIOS ROTEROS: MARCHA DE CICLO-ORIENTACIÓN


Desde el mismísimo momento en el que, estando sentados en el muro de una acequia, en plena ruta Alcoy - Gandía (92 km en un día!), un taitantos de julio allá por el año 1996 y bajo un sol de justicia, surgieron del gaznate de Juan Ortiz sabias palabras en un idioma gastro-esofágico -como era costumbre-, que hicieron que a alguno de los presentes se le encendiera la chispa y dijera: "pues oye, podríamos llamarnos la Penya el Rot", y hasta el día de hoy, hemos sido testigos de una evolución de tintes exponenciales. Un grupeto que arrancó con ilusión, sufrió el parón que la vida te exige y volvió a retomarse, nutriéndose de nuevos miembros que daban un aire más agradable al conjunto. Y todo con la esencia intacta que se respiraba el primer día. Aquí cambian los tiempos, pero no el pensamiento. De todas formas, nada que no se sepa ya.

Lo que pretendía abordar con esta entrada, fue ese momento en el que la buena senda que todos seguíamos apretó el botón de "pause", y que podríamos datar de la fecha de una marcha de ciclo-orientación que se celebraba en nuestro pueblo y que tuvo una gran acogida en su primera edición, concretamente un 8 de junio de 1997. La mayoría de nosotros, en plena efervescencia hormonal y comenzando la universidad, creaba una incompatibilidad ficticia en el noble acto de rotar y esos sábados de fiesta que comenzaban de buena tarde en el T'has Perdut, Evasión, Iguana, para finalizar en el futbolín de la Máquina del Sur, acabaron surtiendo al grupeto de novias y rolletes varios, una "nueva etapa" sin duda, que exigía más tiempo, que, junto con el dedicado a la universidad, copaba las agendas al máximo. Todo seguía un ciclo evolutivo natural.

Fue pocos días antes de ese domingo 8 de junio del 97 cuando nos reunimos el grupeto que hasta el momento conformaba la Penya el Rot en Ciclo-Manía, para recoger los maillots que oficialmente nos catalogaban como miembros, una prenda que no sólo es un trozo de tela pintada, sino que une a quienes la llevan puesta, otorgando un caché y la satisfacción de mostrar a la gente que somos una piña más compacta y más seria (aunque de esto último bien poco...). Si mal no recuerdo, 15 fue el número de personas que tuvieron el honor de hacerse con uno de ellos, y pocos retomaron esa nueva etapa que surgió allá por 2007.

Dicho maillot se estrenaría en la mencionada carrera/rally/marcha (llámesele como se quiera). Una "competición" de carácter púramente individual que, puede ser muy divertida, o todo un infierno. Servidora optó involuntariamente por lo segundo. Y no por gusto, sino por muñón que es uno. Y, a partir de aquí, comienza una narración/experiencia personal de lo que aconteció ese día.

Todo comenzó una mañana de domingo soleada como lo exige un recién estrenado mes de junio, y con toda la tropa luciendo un maillot blanco nuclear y que en la parte delantera tenía un "Penya el Rot" en rojo. Risas mezcladas con nervios y salidas individuales que se daban a cada minuto. Una ruta de 30 km. no excesivamente dura y un máximo de 5 horas para terminarla. En la bici, apoyado en la generosamente larga potencia que se lucía en la época y el manillar totalmente recto, un soporte rígido del tamaño del "bloc" con la ruta a seguir y una pinza de oficina de aluminio, todo cogido con bridas de plástico. Al lado, el aparato en el que depositaría inútilmente toda mi confianza: el Cateye Astrale, un aparato de 6000 pesetas de las de antes que me costó lo suyo conseguir y que, por no calibrar correctamente, me hizo hacer 15 km. más de los necesarios para llegar a meta dignamente. Y digo dignamente porque, aunque llegué hecho un asco, por lo menos mira... Pues llegué.

El error? Fácil: dejar el cuenta-kilómetros de lado y seguir al que tienes delante, que tiene toda la pinta de saber por dónde va.... Hasta que para, pone el pie en tierra y se rasca la cabeza. Y volver atrás hasta donde se suponía que se iba bien no era una opción... Podría verte alguien, hombre!.

Los avituallamientos se presentaban como oasis enmedio del desierto: caras amigables que te ofrecían agua y pastelitos industriales petados de grasas saturadas y azúcar en grandes dosis, y te demostraban que, al menos en ese punto, ibas por buen camino.

...Y seguías y, papelito tras papelito, todo era parar cuando el camino, pista o senda se bifurcaba y no coincidía con la distancia que te marcaba el cuentakilómetros. Vista al frente y a 200 m., otro biker parado y mirando papelotes con cara de pasmao...

No recuerdo quién ganó (cuando yo llegué, él debería hacer cosa de 3 horas que estaría en casa duchao y en el sofá viendo el trofeo), ni si yo fui el último en llegar. Pero, eso sí, si no entré a meta en último lugar, poco me faltó.

Definitivamente, esto de la ciclo-orientación no es el fuerte de quien narra esta historieta, y buena muestra de ello pretendo dejar en esta entrada. Sí, señores, en la Penya ha de haber variedad, y en tema de carreras, competiciones y demás, uno no es puntero, pro, gurú o como se le quiera llamar. Pero si hay que decir dónde dí el callo ese día y se notó mi presencia, eso fue sin duda alguna, en el avituallamiento de meta. Igual que un ciclón, acabé con el género que quedaba (fruta, cocas y demás viandas que en ese momento elevan la moral de uno hasta la calificación de "ansia viva"). Y no sólo eso, sino que, para no caer en la humillante depresión que otorga ver lo mal que sabe uno orientarse, me autoconvencí de que era el que más ejercicio había hecho. Toma. Ahí queda eso.






P.D.: al año siguiente, en la II Prueba Rally Ciclo-Orientación Ciudad de Novelda, servidora volvió a participar....... Y la volvió a pifiar..... Por aquello de dejar constancia de que "el hombre es el único animal que le tira varias veces a la misma bajal".

35 comentarios:

  1. Yeah !!!


    Gran crónica !!!


    En aquellos tiempos, los Cateye se vendían como hoy las veintinuevetafullas y media.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaaja bonito relato Josele, ademas gracias por aclararme el de donde proviene tan sonoro nombre de la peña.

    ResponderEliminar
  3. Uff qué memorión tienes!!

    No recuerdo eso del muro que dices, para mi el momento justo de la elección del nombre era algo difuso. Lo creía anterior, incluso.

    Sí recuerdo esa marcha de orientación, aunque no sé si tiqué en todos los controles. Recuerdo haber rulado sendas para mi inéditas, el road-book que has colgado y descrito muy bien, que yo también conservo, y una histórica foto de grupo que creo, la tiene algún primo mío de la Secc. Brungalós, que entonces a veces rotaban. La pediré a ver si la tienen.

    A la segunda marcha no me apunté, pero creo que fue el descubrimiento de una trialera mítica de la zona: el Cartel Rojo, a manos de Juanra Doménech y el Kalifa.

    Grandes tiempos y gran entrada Jose!!

    Hacen falta muchas como ésta.

    ResponderEliminar
  4. Buena entrada JoseL. Esta muy bien eso de recordar "de donde se viene" y darlo a conocer a los que aun ni ciclabamos por aquel entnces

    ResponderEliminar
  5. En cuanto a la marcha esta de orientación, yo creo recordar que no la hice, asi es que no puedo comentar nada de ella.

    En cuanto a la ruta Alcoy - Gandía....., como no recordarla..... Ruta con mi querida América, y un calor de infierno!!!!. Creía que ma había meao y todo de como llevaba el culote......
    Y como no recordar lo de las ¿500 pesetas? Vicente????, je, je, je.....

    Buena divagación!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero lo de las 500 pts. fue en la subida al Mortirolo, si mal no recuerdo, verdad?

      Eliminar
    2. No, yo diría que fue en la ruta esa que hicimos con Juan Ortiz y su amigo, de Alcoy a Gandia y vuelta.
      De todas formas, que lo confirme el susodicho tipo si sus "vacilos" se lo permiten.

      Eliminar
    3. Nop. Me vendí por 500 pelas subiéndole el motxilo al Presi hasta la Xau, por el agsfalto que va al Balcón.

      Eliminar
    4. Pues entonces, estaba yo equivocado.....

      Eliminar
  6. Y bueno señoritas....., vais a estar disponibles alguno para este sabado?. Rota alguno?.

    ResponderEliminar
  7. Si estoy recuperado y puedo, sí quiero rotar.

    ResponderEliminar
  8. La que hemos dicho varias veces de hacer, y por unas cosas u otras, no se ha hecho porque no le ha cuadrado a la mayoría del personal. Beneixama no estaría nada mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beneix noooooooooooooooooooooooooo.....

      Eliminar
  9. Seré baja seguro, porque no levanto cabeza y además tengo lío en las Highlands.

    ResponderEliminar
  10. Cómo cambia la cosa en horas... estaba pensando esta tarde en una entrada con propuestas y mira...

    ResponderEliminar
  11. Tunelamens en singlespeed?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es la opción más asequible, sip.

      Eliminar
  12. Bueno, pues veremos que gente hay para salir, y que montamos al final.

    No hay forma de cuadrar lo de Beneixama para el mayor número de gente.

    ResponderEliminar
  13. Juan, lloboialokeagafalta y supongo que Gaj también.

    ResponderEliminar
  14. Entre cerdos y zorras tengo un corral en casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi que te pierdesssss

      A ver esa pesentación de tu Peppa Pig en sociedad!!!

      Eliminar
  15. Kuanajo tú tira de convocatoria hombre!!!

    Qué pasa, que si no van los que convocan no te decides?

    Libérate!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suéltate un buen pedo convocatorial, home!!

      No te cortes!!

      Eliminar
  16. Juanako, como casi miembro de los Alted's, convoca, convoca

    ResponderEliminar
  17. Pero vosotros que leches estais hablando si no vais a salir?????. Viva el bocachanclismo!!!!. :P

    Al final, me tocará teñirme el pelo de rubito..... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubio de bote, ojal morenote!!!

      Saca fotos Juan!!!!

      Eliminar

Opina, habla, rota...