..:: BLOG DE LA PENYA EL ROT ::..: 2013

lunes, 30 de diciembre de 2013

BATEIG + MOLAMEN DE FIN DE AÑO (28/12/13) - Parte 1 -

Había que despedir el año, como viene siendo costumbre, desde nuestro Territorio Rotero. Una "local com cal" era lo más correcto, pues desde casa se disfruta más del turrón cuando tienes compromisos familiares, y así nos cuadra todo al máximo de roteros. Faltaron algunos, otros estaban allí, pero la rotada fue como tenía que ser: púramente rotera.

Turrón del bueno tanto para arriba como para abajo, rígidas, dobles, risas, mistela, abrazos de oso a matorrales varios y todo con una sonrisa en la cara. Disfrutón a tope con una familia que nunca defrauda.

Aquí van las pocas fotos que pude hacer hasta que la batería de la cámara dijo "haberme recargao".

https://plus.google.com/u/0/photos/102090763904624214330/albums/5962855858603608481/5962855956546315362?authkey=COOFosqsyOKfcQ&pid=5962855956546315362&oid=102090763904624214330 

viernes, 27 de diciembre de 2013

INOCENTE BATEIG + MOLA


Mañana es sábado.
Mañana es el día de los Santos Inocentes.
Mañana SE ROTA.

....Y caerá una local como la copaunpino, según lo parlamentado durante esta semana. Así es que toca quemar un poco de mandanga ingerida durante estos días y dar pedales, enfundarse protes y demás, y presentarse a filas "com cal" para pasar una estupenda mañanita en la que las sendas y el turrón, ya bien conocido por todos, quedará más en segundo plano, pues lo que contará es tener una mañana de buen rollismo generalizado, risas y brindis misteleros en "tó lo alto", para ir haciendo boca ante un 2014 que ha de ser de abundantes rotadas. Como reza el título, se pretende rotar por Bateig y Mola.

Por tanto, nos personaremos en Kiev a eso de las 8:00 y tras la ingesta de txurrots (15 min. antes silvuplé), al tema.

Así es que, sólo me queda decir:

Vienes?
Viernes?

P.D.: a pesar de ser mañana 28, NO es una inocentada.

martes, 24 de diciembre de 2013

BONES FESTES, TROPA!!


Desde este ciber-rincón, cual antena rotero-nadalenca emitiendo a full, se lanza un mensaje de felicitación a todos nuestros fieles visitantes, y en especial a los roteros y familias, para que pasemos unas buenas fiestas de Navidad y comencemos el nuevo año rotero con más ilusión y ganas. Por tanto, cambiamos durante unos días de tipo de turrón y volveremos en breve a despedir el año entre sendas.

Que el espíritu rotero de la Navidad esté con vosotros, tropa!!!

BON NADAL I FELIÇ ANY NOU 2014!!!

martes, 17 de diciembre de 2013

ROT MARLEY & THE WAILERS


Se forjó en los rincones más oscuros de la Máquina del Sur. Allí donde los humos se mezclaban con el olor fuerte de la limpieza a base de lejía, y el aroma del barril de cerveza. Allí quedaban, allí bebían, allí hablaban de dónde hacer el bolo al día siguiente, los roteros.

Por aquellos tiempos -primera mitad de los '90-, el pueblo de Novelda se debatía entre dos corrientes musicales totalmente enfrentadas: la bohemia entre los más maduros y el rock radikal entre la juventud más punkarra por un lado, y el bakalao y su versión más suave del pasteleo, por otro.

Ambas confluían en su inicio, en lo que fue el origen de la banda. Toni a la guitarra, una guitarra regalada, que sonaba fatal pero a la que le imprimía su buena caña. Zambu al bajo, Josele –Xosé en aquellos tiempos- dándole a la guitarra solista, el Secre –Txato aquellos días- en segunda cuerda de guitarra, el Bere metiendo caña en los coros, y un dueto compuesto por el Gotxo & Juanako, que hiperventilaba en los vientos. Y es que amigo, los vientos han sido el componente que más han modelado la estética sonora del grupo.

Desde casi el principio, otros componentes iniciales dejaron enseguida de pertenecer a la banda, como Ximo o Txuso. Sin embargo, quien abanderó la banda y le dio estructura fue el más veterano de todos, Juan Ortiz, quien a la postre, la bautizó con el sobrenombre valenciano de “rot”. Eructo en castellano.

Sonaban con una pasmosa igualdad aquellos chicos del instituto “de allí abajo”, el público, el de toda la vida, aunque capitaneados por un universitario. Sus primeros instrumentos fueron o bien compras familiares en el mejor de los casos, o bien a base de poner sacos en los viñedos del Valle, o en infames talleres de mármol. Agricultura e industria, sólida base para un rock punki campurriano y obrero en su origen.

La crítica pronto se hizo eco de la banda. La aparición de los primeros sones skatalíticos propios, que no eran versiones de nadie, empezaron a cuajar entre sus seguidores, sonando por rincones de la comarca, preferentemente los alrededores de La Romana, que por aquellos tiempos tenía una escena muy bien montada. “El Bc de Caseta, ke mal que mos fa” sonaba festivo y duro a la vez. Barranc de Caseta, l’Algaiat, la Font Loca… no fueron sino tarimas donde el grupeto de desarrolló poco a poco.

Pero también tocaron por Rabosa, Xorret de Catí, Tunelamens, Maigmó… hasta que llegaron a participar en un macrofestival, que en aquel entonces ya se celebraba en el corazón de las Highlands, en l’Orxa concretamente. Sin duda, toda una aventura en aquellos tiempos.


El espíritu libre y con marcadas señas de identidad, fueron siempre una constante: a botella de agua mineral de dos litros en el botellero, el sonoro rot, el bocata en la mochila, la propia mochila en tiempos en los que el ciclista lo guardaba todo en los bolsillos del maillot, el casco para bajar aunque no apretase una mierda, y las canciones de la época sonando constantemente.

No sé qué ha pasau, bajando por la Xau” fue una balada que triunfó. Una apertura musical que en aquel entonces sonaba muy distinta a lo que se escuchaba en el circuito. La banda ganaba adeptos en cada concierto.

Pero llegaron los primeros cambios, Toni se cambió de tendencia y pasó a una música más melodiosa, tocando en billares, y apareció Devesa, imprimiendo radicalidad al asunto, con una manera de aporrear la guitarra arrasadora.

Sin embargo, casi de repente La banda del rot se descompuso en migajas más o menos tras el verano del 96. Allí quedaron tres temporadas y media de ansias, desvelos y juventud de los 90.

La escena del mtb del Vinalopó tuvo que esperar hasta diez años, para volver a ver en filas a la banda del rot. 2006 fue el año en el que, en forma de trío, se empezó a recomponer la grupeta.

El siglo XXI venía con nueva infraestructura, más medios, más posibilidades y una cabeza mucho más asentada. Bere de batera, Secre en funcions al bajo y Josele a la guitarra, intentaron por todas todas, captar al otrora líder de la banda, Juan Ortiz, mas no pudieron contagiarle de la armonía melódica de su reggae, y empezaron cantando cualquiera de los tres, canciones pegadizas.

Fueron días de furgoneta, de primeros pinitos fuera de la comarca, y la cosa cuajó justo cuando entró Javi el Rotógrafo a la banda. Internet, los SMS y la fotografía digital hicieron el resto. Pronto se unieron Zambullo, Gotxo y un Pepako que siempre osciló en la órbita rotera. Faltaba Juanako para completar un buen grupo, y a la que se unió… resurgió Rot Marley & The Wailers.

La creación de una plataforma propia en internet puso de nuevo en la escena al grupo, que empezó a frecuentar en 2007 otro tipo de escenarios musicales. Puesta la semilla, faltaba solo regarla un poco para que germinase, y fue, a base de anticuadas partituras, donde la grupeta encontró su propio estilo.

Por más que el gran público u otras bandas les dijesen que su idea era radicalmente opuesta a lo normal, RM&TW se catapultó sola con un impresionante concierto en el Migjorn. “Suicidio Colectivo Vol. I”, fue todo un éxito de ventas.

Nuevas incorporaciones le imprimieron un estilo encuadrado dentro del denominado “enduro”, apareciendo importantes aportaciones por gente como Oscurín, que de algún modo mantenía vivo el espíritu juvenil de la banda, y la incorporación progresiva de los hermanos Alted, que anteriormente tocaron en otra gran banda de la zona, como los Calambres del Levante, o más en solitario en la autoproclamada “The Alted Brothers Blues Band”. De igual modo se enganchó a filas el primer rotero no noveldero, Joandu, y de manera más esporádica dos miembros de una banda kalimotxera de Elda, JF y Tito Oct, así como otro amigo del insti, Tendero.

Allende los Pirineos del Vinalopó, congeniaron con la highlandada comandada por Ruben Kona, Woko, JordiC, Tino, Rafa Xore & Co.

Parecía increíble, pero la banda avanzaba sola con una verdad manifiesta sobre la mesa: las ganas de divertirse haciendo aquello que les gustaba. El destacar un miembro sobre otro, y el mirar el instrumento ajeno, no era algo inherente a los rots, cosa rara en el mtb actual, por lo que siguieron sonando muy bien y colectivamente, hecho verdaderamente difícil. Tú sabes.

Festivales como “Devaluación de las trialeramens”, “fotos no verdulerdas”, o “Enduretas del VinaloRock”, fueron una plataforma que multiplicó seguidores, pero los RM&TW siguieron ajenos a todo cuanto sucedía en aquella vorágine que se intuía a su alrededor. Aunque no faltaron conciertos multitudinarios de corte reivindicativo, como el celebrado el 13-E de 2008 en Valencia. Así como viejas “Trobadas roteras” de sus miembros actuales con su líder original, que seguía apoyando la causa rotera, pese a no participar directamente en los conciertos.

Por otra parte, la crítica del gremio era constructiva con ellos, y tras varios trabajos más, canciones como “Épica aitanera” supusieron todo un himno de la Terreta en contraposición con el hormigón aplastante, que caracterizó aquella nefasta época del ladrillo.

Luego vinieron las giras por Pirineos, Euskadi, Enduraid… en unos años mágicos en los que la estética rot comulgaba ya totalmente con la corriente endurera, a base de ropaje más ancho, protecciones hasta pa cagal, y 160 mm.

La banda tuvo la fortuna de compartir escenario con grandísimos solistas como Arturbo, PaCoLo, o el Jorf, o grupazos como el Btt Alcoi, los míticos Freejulitos o grupetas norteñas de igual comunión biker, mostrando las virtudes de locales pequeños pero apasionantes como la Mola o el Cavall.

Aquellos años se movían con mucha radicalidad, introduciendo algunos grupos, el concepto de los maderos como punta de lanza. La grupeta también jugó a ese juego ensayando con buen acierto en el local del Magre Park.

Pero a pesar de ello, no se descuidaron las canciones trabajadas como “Serrellazo mola mazo”, o “Pal ascazo: un Berniazo”.

Tras aquella transición, en la que también formó parte del grupo el Primako, dejó su sello particular otro miembro que imprimió aires renovados al conjunto. Chopi cambió su versión de sintetizador por el viento, haciéndose famoso con su peculiar resoplido.

Además, la asiduidad con la que la banda incluía a artistas como Oct, Tino, JF o Xore le dio un toque de fusión al reggae rotero, alcanzando una densidad melódica aún hoy en día, en boga. Temas como “singletrack cau un bac”, o “cul arrere rulZ!”, supusieron todo un aire fresco al sota, caballo y rey del panorama alicantino de aquellos días.

En la actualidad, y tras 6 trabajos colectivos, la banda Rot Marley & The Wailers sigue tocando junta, destacando por su capacidad colectiva, su buen rollo, su identificación con el terruño, su colegueo con otras bandas, sus letras 100% reivindicativas… y su bien sonar, que no ha perdido un ápice de la mordacidad gestada en los humos de la Máquina, pero a quién el reposo de una década y la perspectiva del tiempo, le ha dado calidad global a su música.

Y es que, para un rotero, no hay día en el que no hayan ganas de seguir dando conciertos.

Larga vida al rocanrot!!!!

domingo, 15 de diciembre de 2013

LA MAGNIFICA VIRTUD DE DETENER EL TIEMPO

El rotero no es conocido por la prisa, amigo. El rotero rehuye el guiarse por el cronómetro, salvo que sea aguardando la ansiada convocatoria, o espere el timbrazo del mensajero que trae vete tú a saber qué nuevo cachivache o pieza de repuesto para el desarrollo de la actividad: el burriciclismo silvestre.

Prueba de ello es que el rotero es capaz, con sólo doblar el papel que la esconde, de blandir su "barrita mágica" y con un sonoro hechizo gutural, detener el tiempo para entregarse a las viandas mientras le envuelve una tufarrera a suarda, odiada y añorada en ocasiones a partes iguales. El regocige gastrotnomico es tal que se la trae al pairo en ese momento que el trayecto por delante apremie y comprometa su bonobici, porque, querido lector.. Prisa mata.


Para el momento, una imagen de archivo de esos dilatados almuerzos con ilustres personajes, fugaces estrellas del espectáculo, consagrados artistas y anónimos profetas, bajo el ¿nogal? de la casa del Administrador, mistelazo de punto y seguido, buscando las bajales que de inmediato surcarían los exagerados tacos de las ruedas de sus burras.

viernes, 13 de diciembre de 2013

PSEUDOCONVOCANDA DE VIERNES

Con regusto entoavía del ruttón de chichona, nos plantamos a tirón de manillar en el siguiente sábado, y esto parece una partida de poker, que nadie suelta prenda y se pronuncia el personal menos que un rotero en el rosco final del pasapalabra azerbayano.

Limitaciones intrínsecas de mi mona me obligan a estar listo para revista a las 12.57 en mía-jaus, por lo que la propuesta-aquí-propuesta no es la oficial, en caso de que apareciera algo más serio.

7.30 forrarse el gaznate con algo caliente en Moldavia. 8.00 darle al molinillo hasta encaramarse al primer mirador del cid (arriba de la pista del abeto de navidad). Por tanto, almuerzo "looking-for-arruís", y acaparazonamientos varios para enfilar dudoso tramo hasta buscar senda de en medio. De ahí, unos Totxakndu (Trialiera de los Totxak + Tramo del Juandu), y como si una kdd de enduro nos persiguiera, bajar a ras a la capital, por donde se tercie.

Vienes, pues ? Viernes, pues !!!

martes, 10 de diciembre de 2013

ROAD BIKE PARTY 2

Con esta gente, el viejo dicho de "Lo que cuenta no es la flecha, sino el indio", rebosa razón por todos lados. Es realmente impresionante lo que son capaces de hacer en este vídeo Martyn Ashton (hace un tiempo puse la primera parte), y unos amigachos convidados de jaij level: Chris Akrigg, Danny Mc Askill.

No es un vídeo típico para babear con paisajes, culturetas mtb ni burras molonas. Es un vídeo donde lo que realmente asombra es la capacidad de algunos de hacer lo imposible, posible.

Donde cualquier mortal ve una soberana galleta, esta gente te demuestra que se puede hacer, y para rizar el rizo no se valen de sus herramientas habituales (que, todo sea dicho, hacen un poco más fácil lo difícil), sino que encima lo hacen a lomos de una flacucha de carretera alu-bicarbonatada con frenos de disco.

Siempre que veo este tipo de vídeos me quedo sorprendido de hasta dónde se puede llegar con talento.

Espero que sus mole tanto como a mi y, si alguno se ha quedado con ganas de más, que pinche AQUÍ.

lunes, 9 de diciembre de 2013

MIGJORN (7/12/13) -PARTE 3-

Ganas, muchas ganas había de juntar el mayor número de roteros posibles, y llegamos el sábado a una muy buena cifra (aunque mejorable, clarostá), y encima en un escenario que, personalmente, es de los que más me llegan a la patatuncia en la Terreta.

...Y, para añadir más mandanga al tema, ruta épica con final en bareto y compartiendo mesa con Tino, que, aunque no está en disposición de añadirse a filas aún, allí estuvo riendo con nosotros.

Veintitantos kilómetros de subida, soltando luego toda la adrenalina en tan sólo 5 ó 6, para acabar haciendo el moñigo a modo de urban downhill y final en los coches. 

Sin duda, una grandísima mañana de coleguismo y mtb.

Pincha para las fotangangas!!!

domingo, 8 de diciembre de 2013

MIGJORN (7/12/13) -PARTE 2-

Después de mucho tiempo sin poder aparecer por ninguna rotada, qué mejor forma que hacerlo con un rutón como este. Un día completo, y aquí hay unas pocas fotos para dejar constancia de ello.


Lo echaba de menos... espero volver poder a acudir pronto a filas.

sábado, 7 de diciembre de 2013

MIGJORN (7/12/13) -PARTE 1-

https://plus.google.com/photos/105657311320992184367/albums/5954733893317249617/5954733912328701330?pid=5954733912328701330&oid=105657311320992184367

Siempre bajamos de aquella montaña con una sonrisa en la cara, fruto del orgasmo biker que produce una bajada, como la que empieza desde el mismísimo pico hasta el valle de Xixona.

Pero quedarnos solo en lo que simboliza la bajada en esta ruta no sería del todo agradecido, pues lo que se vive antes de alcanzar los 1229 mts de su pico, es mucho y muy valioso para quienes entendemos que el objetivo del mtb es meterse de lleno en la naturaleza por el mejor bucle posible, aunque para ello haya que currárselo a tope por lechos de barrancadas, sufrir como posesos por cuestones de gran dureza, y atenazar los riñones con miles de piedras que están ahí, esperándote a que vayas.

El Migjorn es tan solitario como bello, y tiene mil caras y colores, tantas como vericuetos hay que sortear para rodearlo por el único acceso posible y encarar la cima.

El grupeto una vez más... extraordinario!! hoy ha vuelto a ser numeroso, con incorporaciones de compañeros que hacía mil no se unían como Gotxo y Oscurín. La grupeta en pleno ha flipado bellotas con los 5 kms de bajada hasta el pueblo, donde nos esperaba un paciente Tino con el que querríamos haber compartido la ruta, pero bueno, al menos ha querido venir a compartir mantel. En menos que se come un buitre un rot, estarás con nosotros ahí luciendo palmito por el crestería del Migjorn, junto a los ausentes de hoy, que han sido menos pero los hemos echado mucho en falta.

Aquí tenéis mi álbum, que nos recordará un día de los que hacen afición, a la espera de los del resto de foteanciadores.

viernes, 6 de diciembre de 2013

7th DECEMBER: THE FAT BIKE DAY



Dentro del panorama biker actual, el movimiento Fat Biker, me parece una de las movidas más sanas e interesantes que hay.

Muchos de nosotros descubrimos estas bicis gracias a Martín Campoy y su Sandman, pero desde hace un tiempo a esta parte, el panorama de las mtb con cubiertas generosas ha aumentado sustancialmente, con gamas de todos los tipos, desde muy accesibles al mercado como la On One Fatty, hasta sugestivas piezas de coleccionista con apellido Surly, por citar algunas.

En cualquier caso, y como aquí en este blog no se habla de bicis sino de ciclismo de montaña, lo que resaltamos con esta entrada es el feliz momento que vive esta movida, con tintes muy yankis, pero con resultado también europeo.

Toda la parafernalia y el rollo documentalista lo tenéis al abasto en www.fat-bikes.com, una completa web de alcance mundial en la que se hace eco justamente, que hoy 7 de diciembre se celebra el día planetario de estas bicis que están dando tanto que hablar.

Como al mundo rotero llega todo con retraso, ¿quién sabe si las rígidas del palo pedrolero que en un rato surcarán por el Migjorn, no se convertirán el día de mañana en monstruosas armas de poderosa zancada?

Por el momento ya ha protagonizado más de una conversación en plena subida en lo más profundo del furgón de cola. Por algo se empieza.

jueves, 5 de diciembre de 2013

LAS 10 COSAS QUE CADA BIKER DEBERÍA HABER HECHO

Así reza el título de este pequeño corto de Filme Von Draussen. Un muy interesante vídeo con unas imágenes y post-producción exquisitas, denotando la gran profesionalidad de este personaje que ya nos tiene acostumbrados a vídeos de tipo suprème.

Se trata, básicamente, del decálogo del buen biker, o dicho de otra forma, los diez mandamientos de todo aquel que se jacte de ser un MTBero en toda regla.

Ahora, disfruta del vídeo y pregúntate si has cumplido o te falta alguna pendiente.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

"0 mm" EPISODIO 1

Absorbido por la crisis del calzoncillo, con un bienvenido aumento familiar a principios de julio, y el verano en las Highlands por delante, el horizonte ciclista me planteaba una meditada alternativa, que me pudiese ofrecer una entrada directa hacia la montaña en busca del paisaje y de la consiguiente dosis de turrón.

Así pues, y como ya es conocido, engordé la familia rígida rotera con una Peppa Pig, cleta totalmente venerada y respetada, en el circuito y el argot yihaidista no suspensionado.

Dicho esto, y ya hablado y requetehablado el tema del rigidismo endurero por este blog, entremos en materia sobre lo que da de sí este concepto del mtb, tan válido o tan odioso como cualquier otro. Pues ya se sabe: el concepto, es “el concepto”.


Y es que algo debe tener este tipo de bicicleta de montaña, que tantos adeptos está generando dentro del grupo, en forma de nuevas adquisiciones. A contracorriente de lo que brinda ahora el mundo del mtb, el rotero parece haber sido contagiado por un virus que aunque ya hace muchos años que le entró en vena, y hubiese un exponente de “tipo iluminado” bajo la figura de Pepako, al resto el virus demoledor ha empezado a tener su efecto perverso ahora.

Lo primero que hubo que hacer, una vez nos convencimos del contagio de tal enfermedad, fue tomarse el mtb desde una nueva perspectiva, so pena de no salir airoso en la prueba, desperdiciando con ello un bono bici ya de por sí escaso. Liberar la mente es algo que uno puede hacer mientras se calza las zapatillas y llena el camel de agua, pero es un estado pseudo hipnótico que dura, lo que tardas en dar la primera pedalada.



Un sábado de finales de junio de 2013, del maletero de los coches salieron dos primas rígidas dispuestas a experimentar. Tras las comparativas y fotos de rigor, empezamos con la subida por camino y pista supuestamente agggsfaltada del Sit, que suena totalmente distinta con la Peppa Pig. Aunque el hecho de llevar una aplastante Minion 2,5 ST de cubierta delantera, unos 66,5º delanteros y una Lyrik de muelle, no convierte a la bici en una herramienta 100% pistera precisamente. Pero desde luego no es el colchón alumínico de la Yeti Seven, de donde servidor procede.


Tras llegar al Abeto, encarrilamos la pista que se mete de lleno en esta montaña, que dicho sea de paso, era el campo de pruebas perfecto para comparar primeras impresiones. Por primera vez en muchos años, pude hacer entera esta pista, desde el Abeto hasta el balcón natural donde solemos reagruparnos. Es dura, pero desde luego no un muro infranqueable, sin embargo con la doble siempre se me atragantaba en algún tramo. Falta de físico, se llama.


A partir de aquí tomamos la Senda de les Cordelleres, trazado aéreo y empinado en el que la bici me puso en los primeros apuros, y detecté sus primeras limitaciones. Las sendas técnicas y empinadas hacia arriba, esas que requieren un plus de agarre cuando el físico va al límite, no son su fuerte, siendo aquí donde necesitas ese plus de agarre, que imprime la suspensión trasera. El golpe de riñón a veces choca contra las piedras, saliendo mal parado o exigiéndote todavía más a la hora de aguantar el equilibrio. En cualquier caso, y como en todo buen estreno que se precie, patear tramos se convierte en una buena excusa para sacarles cuantas fotos sean necesarias, y más con el Mediterráneo brillando al fondo. No hay mal que por bien no venga, jejeje.


Los primeros tramos de senda trillada hacia abajo fueron inolvidables, sobre todo llevando a otro yonki rígido delante como Josele, que andaba también flipando lo suyo en su estreno. Ese sendero aéreo y cresteante, además de producirme una sensación de vértigo controlado, le imprimió todavía más aceleración a la nueva sensación. Fue como volver a sentir por primera vez, una bajada.

Así nos lo percibieron los demás, que destacaban la sonrisa de nuestras caras. La Senda de les Cordelleres fue el principio de una mañana alucinante por las faldas del Sit, que empezó a velocidad absurda por el Zubi, a todo lo que pudimos darle de rápido, con la horda de dobles pisándonos los talones. Cayeron todas las Zs, y un paso que debido a un desprendimiento, ahora toca hilar fino. Un paso que se me atragantaba con la 7, y que con la Peppa cayó con autoridad. Era tal el estado de embriaguez que llevábamos los yihaidistas, que intercambiamos las bicis con infieles intentando meterles el veneno, en el tramo final de esta clásica senda. Con el paso del tiempo hemos podido comprobar que el virus volvió a hacer su efecto maligno con alguno, tal y como demuestra la más reciente incorporación a filas: una nueva Peppa Pig bajo el trasero de Jag.

Después cayeron el Bitxo y los Totxak, en una mañana memorable. Eso sí, el Bitxo me resultó incómodo en su Z final fagocitante, recordando que con la 7 entré por la puerta grande. De haber caído ese paso, creo que el orgasmo cletil hubiese alcanzado la proporción de chorreo total.


Al llegar abajo, los cuerpos estaban molidos totalmente. La exigencia física es notablemente mayor, igual que la atención que requiere, pues en cualquier descuido a velocidad alta, te puedes ir de baretas.

Un tiempo después volví a la carga, esta vez en solitario y por un escenario teóricamente idóneo para una rígida endurera: las Rabosendas.


La dosis fue corta, apenas una subida por el Barranc del Badallet y una bajada por los Nazarenos, pero suficiente para ver que la fuerza del pedal se imprime directamente a las ruedas en subida ciclable, que la petación por el lecho del barranco fue sublime al llegar al castaño de la Casa de l’Administrador, y que los Nazarenos tienen un punto de risa tonta que creía olvidado.

TO BE CONTINUED... SI ESO.

LA MONTAÑA AGRADECIDA


Como quien dice, el área de Beneixama salió a flote entre el colectivo biker de la noche a la mañana. Una serranía que sirve de línea administrativa entre las comarcas alicantinas y las valencianas, totalmente inexplicable sobre el terreno, permanece casi oculta a los ojos humanos, creando un escondido e insólito escenario, repleto de senderos espectaculares para ser bien disfrutados.

Aquella mañana de marzo del 2009, tuvimos la suerte de volver por allá muy bien acompañados, con amigos que hace ya mucho que no vemos.

El paso rocoso de la senda que sube de Gamellons es una foto prototipo, paradigma de lo que regala la montaña mediterránea bien conservada.

BORN IN THE SOUTH FACE


La niebla se esfumó, y dejó paso de pronto, a la realidad. Un escenario dantesto hizo vibrar de repente al simpático biker venido del Norte de Europa que nos acompañaba aquel día. Su barba dejó entrever una boca abierta de admiración y unos ojos sorprendidos. Incluso se diría que atenazados ante la visión inesperada de aquella montaña.

A veces pienso qué sensación debe transmitir nuestro terreno a primera vista. Sensación que a nosotros, ya se nos ha perdido en lo más profundo de nuestro conocimiento, máxime cuando estamos cansados ya de recorrerlo de cabo a rabo.

La Cara Sur de esta montaña que tanto nos ha influido a los roteros, es imponente. El Sit es un marco absolutamente increíble para nuestro negocio con ruedas. Mirarla desde arriba es intentar adivinar por dónde bajarán cualquiera de las 11 ó 12 magníficas sendas y trialeras, que de momento, han sido avistadas por los ojos rots en cualquiera de sus vertientes. Verla desde arriba a veces, te desvela esos secretos, y te deja patidifuso a partes iguales, por la magnitud del trazado.

La historia ha elevado a los altares a las laderas “Norte”, escenario de episodios montañeros de inusitada belleza que saltaron a la fama por la dificultad humana que entrañaron. Sinónimo de nieve, hielo y frío, la Cara Norte es como sentir el viento y la cegadora ventisca, en la poca piel que queda expuesta al aire. Es como pronunciar la épica sin decir nada, como promulgar el deseo humano de vencer a la Naturaleza sin pensar palabras. La cúspide de los deportes de montaña. El todo y la nada.

Entonces, ¿qué hemos estado haciendo durante todos estos años, las personas que vivimos en según qué sitios del planeta, donde el hielo y la nieve coexisten, pero de otro modo no tan influyente con los deportes que tanto amamos?


Para mi, hemos estado perdiendo el tiempo anhelando otros escenarios ajenos, imaginando vivencias foráneas, evitando fijar la vista en la potencialidad de lo que teníamos delante desde que nacimos.

Hemos perdido jornadas de una epopeya absoluta, por caer en el craso error de otorgar solamente la belleza, a lo que está teñido en plácidos verdes, o penitentes blancos.

Ante nuestras ruedas, más gruesas que la media, se vaticina una dura sesión de ciclismo de montaña vestido de reto, destreza y técnica, a partes iguales.

Una ladera caída se agolpa a dos fracturas calizas: la de arriba culmina el relieve, y la de abajo, 400 metros por debajo, lo sostiene a base de farallones de color blanquecino, marrón y gris, como si fuesen los mismísimos hombros de Atlas. Entre las paredes se desparraman barrancos que permanecen secos durante muchos días al año, y se reconvierten en una trampa mortal para la vida en cuestión de minutos.

Venerables carrascas le ponen al mal tiempo buena cara, y en el retal vegetal le acompañan plantas y flores de unas fragancias atrapadoras, diminutas e hirsutas, que son la clave para toda una comunidad biológica con más valor, que muchos km cuadrados juntos de montañas norteñas, erróneamente catalogadas como más ricas desde el punto de vista de la biodiversidad. Esto es tan cierto, como que la cantidad de piedra que atesora la Cara Sur, se convierte en toda una manera de entender el mountain bike entre quienes vivimos en ella.

Si no te adaptas al roquedo, pasarás a odiar este escenario, huirás de sus bucles más asombrosos y pasarás a vivir una vida de biker errante, en la que te sumirás en un hervidero de pistas que no hacen sino bordear el verdadero paraíso. La verdadera épica. La pasión y el reto real.

Por el contrario, si osas meterte en la rueda, si al primer escalón que enfiles, el gusanillo te ha tocado algo que no aciertas bien a ubicar dentro de ti… siéntete perdido y prepárate para la osadía.

Acumularás en tus piernas ínfimos senderos aéreos cubiertos de desnivel comprometido, con su roca aquí y su piedra mal puesta allá, exprimirás tu montura como nunca ningún ingeniero lo hubiese imaginado para un biker medio, y te expondrás a una prolongada sesión de compresión y expansión muscular, que te dejará huella en tu vida como ciudadano normal.

Podrás pasar de visualizar desde abajo un telón de fondo montañoso en el que pensabas que “ahí no hay nada”, a protagonizar una bajadísima  entre lazadas de piedra suelta, petada de enganchones con espartos y romeros, repleta de ramazos de pino carrasco, y encogimientos masivos de esfínter a cada dos metros, en escalones que parecen sumergirte en una ola y donde al salir de ella, pareces resurgir a flote como dando gracias sin saber muy bien qué ha pasado.

Volverás la vista atrás con dolor de cuello, te quitarás la mochila, aflojarás los velcros de las protecciones y te arrodillarás ante ese altar brutal, ahora infinitamente bello ante tus ojos, pasando a ser irremediablemente, uno más en la dura tarea que conlleva sostener a hombros aquella ensalada de yolos, caliza desgajada y vegetación espinosa. Como si fueses el mismísimo Atlas.

lunes, 2 de diciembre de 2013

CONVOCATORIA DE.. MARTES (para sábado 7)

Martes ya, casi.
Martes se escribe con M, de Montaña, de Mountainbaik, de Madrugón, de Muñón... de Migjorn !!!!!!

Diciembre es un mes sorpresa, pues unos años ha sido promiscuo en la montura de burras, y otros ha rebotado como cantal por la arruisenda. Pero en propuestas puede ser resultón, y si es entre colegas y con una ruta como la que se lanza, puede ser otra más para enmarcar.

Tratando de reunir a la mayor parte de pastorcitos para este belén que queremos montar, se apunta para quedar, así a caraperro, sobre las 7.15 para jincarse algo caliente y zumbar motorizados a la cuna del Turrón (para nosotros de Ruttón) donde, lo más cercano al bar que se pueda, dejar anclados los coches y adentrarse en este macizo calcáreo. La ruta la conoces, y si no, deberías conocerla, porque, amigo, terminar una de estas, y entrar a lo grande al bar a comer... no tiene precio.

Debatamos pues, inclusive si ha lugar, cambiemos la ruta, pero... Ven que nos vamos.
Opina, .....nnñññño !!!!

THE CIME DI LAVAREDO

Video de montaña profunda, pedazo paisajes y sendas que se ven en él, de ahi que lo comparta con vosotros.

TXAFANDO TRACKS: Totxac y a casa....


La propuesta solera del Sr. Ako era tan buena como optimista y ante la desbandada general y el aletargamiento de servidor se decidió a últimas horas de la noche hacer el clásico Zubi+Totxac....La idea era encontrarme con Jag y Juan-ako en la Loma sobre las 10:30h para iniciar la subida. Pero a las 10 en punto, y al cobijo tan agradable de la calefacción casera, aunque ya con el traje de faena, suena el teléfono y me anuncian que ya se disponen a comenzar la subida... Así que calentón y en 30 minutos de casa al abeto. Allí esperaban los susodichos al abrigo del abeto, más helaos que un rábano, aunque yo venía más helao todavía... Reunión importante. Abortamos misión. Totxac y a casa.

Bueno, para no ser tan cutres, decidimos subir los 300 mts. que nos separaban de la senda que continua de la Mullonera (¿¿Como se llama, Pepe??). Con las protes ya puestas desde el abeto y en estado de congelación, empezamos a bajar, esquivando senderistas....


Juanako metiendo presión

Juanako saludando al senderista mientras baja un escalón (fácil, fácil)

Un poco de remonte para llegar al principio de la archiconocida Senda del Abeto, o Totxac en élfico antiguo. Sin tiempo casi ni a fotear, Jag y su cerda tiran hacia abajo, con el objetivo de enlazar la bajal con un nuevo tramo descubierto por Joandu, que la hace mucho más interesante, pues se alarga bastante evitando el tramo pestoso de pista llena de regueros y pedrolos.

Jag y su cerda bajando a fuego

Una vez de vuelta en la Loma, como me había quedado con ganas de juerga, mientras los dos amigos se alejaban rumbo a Novelda, remonté un poco para hacer la senda de los cazadores, en la que pasé -si cabe- más frío todavía, pues el viento empezó a soplar. Total, que no estuvo mal una mañana, en la que una zorra, una cerda y la Reme, se juntaron para monear un rato en las faldas de nuestro querido Cid. Lo mejor, como siempre, la compañía. Bueno, y la ducha caliente al llegar a casa.

Una zorrita de morro chato con Alicante de fondo

viernes, 29 de noviembre de 2013

CONVOCATORIA SOLERA


Bueno, pues como ya es viernes, y el sábado lo tenemos a la vuelta de la esquina, ahí va la correspondiente convocatoria.

Como se ha comentado durante la semana, el lugar por donde circularán los tacos roteros serán las Penyas del Sol. La idea es salir de Novelda en coches sobre las 7:45 horas para estar a las 8:15 horas encima de las bicis en Loma Badá. Quien quiera desayunar, que se presente en la churrería a las 7:30 horas como muy tarde.
Se ruega puntualidad, y así intentar no columpiarnos como lo solemos hacer habitualmente.
La ruta propuesta es hacer las Penyas del Sol, remontar luego hasta los Totxaks y bajar por sus zetas, y acabar en Loma Badá otra vez por la variante Joandu.

En caso de no haber al final coches disponibles para todos, se saldrá a las 7:45 horas montados en bicis desde Novelda, con su consecuente recorte de ruta, ya que no daría tiempo a hacer todo lo anteriormente comentado.

Por fin es viernes!!!
Convocatoria puesta!!!
Ahora pues, rotas???, pones coche???, tienes ganas de pasar una buena mañana en buena compañía???.

martes, 26 de noviembre de 2013

CARA SUR DEL SIT (23.11,13)

https://plus.google.com/105657311320992184367/posts

La Cara Sur es el apelativo rotero que recibe una señora trialera, abandonada a su suerte en uno de los parajes más salvajes, secos y solitarios de toda la Terreta. Una bajada de una intensidad tan brutal, que se te aparece en la mente la noche antes de ir a ella, siendo la estrella de tus desvelos.

Poco más de una docena de ciclistas de montaña la han probado, y por unanimidad aciertan a decir, que es de una dureza extrema, por su nivel técnico y exigencia física.

Mejor dejaros con imágenes de lo que aconteció una nueva visita a tan inhóspita y bella bajal.

Digno de mención el aporte fotográfico de Josele en esta tanda, y el gran gesto del Zambullo que empezó a remontar la bajada al revés para ir a nuestro encuentro.
 

lunes, 25 de noviembre de 2013

¿PENYES DEL SOL O BENEIXAMA?


En el atardecer de ayer me quedé mirando un rato hacia el Sit y sobre todo la forma en la que brillaban Las Penyas del Sol a esas horas y me pregunté el tiempo que hacía que no se rotaba por allí.

Así que cuelgo esta entrada para que a lo largo de la semana se debata qué se prefiere hacer para el próximo sábado. Yo propongo dos alternativas, una local y otra de visitante.
  • La local, sería unas Penyas del Sol  que ya hace tiempo que no se rota por esa trialera.
  • Para la visitante, barajo dos opciones. La primera, y ya van unas cuantas veces las que la he propuesto sería un Beneixama a full o un Migjorn, dependiendo lo que decida la mayoria.
Tenemos toda una semana por delante para que entre todos decidamos hacia dónde dirigir nuestras burrangas, ya sean frígidas, 29ers o 26. 

viernes, 22 de noviembre de 2013

CONVOCATORIA SOUTH-FACE


El rotero comparte un 98% de sus genes con el fardatxo de piedra seca mediterránea o sargantanis vinalopoensis, por lo que, cuando el frío llega, necesita sus rayitos de sol para poder funcionar con normalidad. Y como la previsión del tiempo augura fresquete del bueno para mañana (6-7 ºC), la decisión ha sido unánime: Cara Sur para el personal. Disfrute, yolos, zetas y todo ello con gütten soleil.

Por tanto, y como salimos desde Kiev montados ya en las burrangas, habrá que personarse a las 7:30 para zampar txurrots y demás viandas y poder estar a las 8 dando pedales hacia nuestro objetivo para así después poder brindar por la brillante jornada con un birroncho en la mano.

Te hace una mañana de coleguismo yolondril al calor del solete agradapla? Si tus astros se han alineado correctamente, hazlo saber mediante comentario y... Al turrónnnn!!!!

Txavales, que, por si no lo sabéis, estamos a diviernes!!!!!

lunes, 18 de noviembre de 2013

6 AÑOS DE CICLOMONTAÑISMO ROTERO

Con paciencia el lector podrá apreciar la fila de hormigas que se disponen a disociarse 
el codo con las cervicales, pasando antes por el costillar bajo y el hueso humeral. Grandes tiempos aquellos, xàaaaa!!!


El 6 de diciembre no es una fecha cualquiera para el colectivo rot. Nos la trae floja la Constitución o lo que quiera que se celebre ese día, a nosotros, lo que nos interesa de la fecha es conmemorar un añito más del nacimiento de la teoría rotera del "melasuboalachepahastaquenoquedesierra", que tantos euros en fisios ha deparado.

Aquel mítico día, seis de diciembre de dos mil siete, que muchos vaticinaron como un suicidio colectivo en pleno Migjorn, terminó abriéndonos los ojos al descubrir la verdadera verdad del mtb: ¿para qué dar pedales si se puede llegar más alto porteando?

Pues eso compañeros, que 6 añitos liándola parda por cada pico que se nos ha cruzado por delante y que probablemente escondía una supuesta bajal para las bicis.

Supongo que estaréis conmigo, en que ese día hay que celebrarlo como mandan los cánones... con una soberana ÉPICA!!! a lo que la luz solar nos quiera dar.

Vayan reservando bonobici completo!!! Que no?

OTRO CERDO RIGIDISTA YIHAIDISTA


Las huestes yihaidistas no suspensionadas traseramente van en aumento. El otoño ha traído al corral rotero un nuevo ejemplar porcino. Al nacer ha pesado lo justo que un animal de estas características debe pesar. El color: más negro que las lycras del Juanako, pinceladas de azul Alted.

Le damos la enhorabuena al marrano que va a alimentar de bellotas a la marrana, esperando que el cóctel fructifique en forma de jamón de jabugo. Y si no es de jabugo no importa, pues ya se sabe, el cerdo... es pecado según la Yihad...

PD: ¿quién será el próximo?

FINDE ROTERO AL 200%


 Con la masa rotera desquiciada, cuales hormigas con el hormiguero tapao, se hace más que urgente una llamada a filas colectiva. Este fin de semana, el que no rota es porque no quiere, pues sobre la mesa hay menú para el sábado y para el domingo, con variedad de ambiente además.

Siguiendo con la costumbre de parlamento rotero, para este sábado se planea una rotada cercana, por aquello de intentar juntar a cuantos más plebeyos roteros mejor, e ir recuperando bono para el puente de diciembre, que está ahí a la vuelta de dos Zs.

Con el tiempo tan horrible que tenemos encima, propongo a ver qué os parece, un par de alternativas. La previsión es en todo caso, de frío y viento, pero no de agua ni nieve, así que dependiendo finalmente de lo que el globo sonda nos diga, podemos elegir una opción u otra:

Sábado 23 noviembre:

Opción 1. Se plantea como opción una South Face of the Sit, toda una rotada clásica en días de viento fuerte de ponent o mestral, y de invierno duro. Su soleada ladera Sur suele estar cobijada de las ráfagas, y aguarda un solecito mucho más majo que en su ladera opuesta. Además, el bajadón apoteósico que retiene alcanza la categoría de "descomunal" a "tremendamente descomunal".

Opción 2. Con las ganas nos hemos quedado varias veces de repetir la ruta con pasajes ciclomontañeros del Maigmó hasta la cima y vuelta por la "vía Josele", esto es, aquella tremenda senda que crestea y luego se desploma literalmente sobre el Barranc de la Xau. Este sábado si la meteo es propicia, puede ser un verdadero planazo para la mañana del sábado.

Ambos casos son rutas de estar a buena hora abajo, y no nos alejamos de casa.


Domingo 24 noviembre:

Marcha de La Nucia. La veterana prueba de La Marina, tiene un tope de 500 inscripciones que puede se hayan incluso agotado, dada la relevancia que tiene gracias a su elevada densidad de sendero y buena organización. Hace mil que no nos vamos de marcha, así que todo es proponérselo.

---------------

Es momento por tanto, de decidir a qué puede y quiere jugar cada uno, por tener una semana por delante para mover ficha y salir al monte con las besicletas, y los amiguitos, que es de lo que se trata.

LAS HERMOSAS NEVADAS

Bueno, como Gaj ha colgado en la entrada anterior un link a una galería de Picasa que ha creado con las fotos de la rotada blanca del sábado pasado, para evitar que caigan en el olvido y poder ser rescatadas cuando el fin del mundo se aproxime y queramos ver lo que nos perdimos aquel sábado de noviembre en el que el tiempo cambió repentinamente, creo esta entrada para que sea más fácil su visualización y organización.

Gracias por las fotangas, Javi.

https://picasaweb.google.com/roterojag/18DeNoviembreDe2013#slideshow/5947646591987672354

viernes, 15 de noviembre de 2013

SOÑANDO CON LAS HIGHLANDS

Cuando uno se toma su tiempo y se acomoda para ver un vídeo como el que pongo en esta entrada, lo hace, entre otras cosas, para babear por varios motivos:
  1. Porque tienen unos paisajes bestiales.
  2. Porque dominan la bici que da gusto.
  3. Porque esos paisajes encierran unas bajales brutalísimas.
  4. Porque ansiamos algún día estar allí.
..Y digo yo, el punto núm. 1 está más que claro; el punto núm. 2 es tal y como seremos de mayores, pero el punto 3 y 4 son puntos que podríamos/deberíamos plantearnos (20º Aniversario Rotero?), para algún día poder experimentar esas sensaciones. Tan difícil no es, señores. Tan sólo es necesario un planteamiento y una hucha a la que ir poniendo poco a poco dineritos.

Mientras dejo abierto el debate, os invito a que disfrutéis de este vídeo que me ha pasado Rubén y que, en el primer tramo, como bien dice, podría ser Serrella.


miércoles, 13 de noviembre de 2013

ILEGAL DE OTOÑO

Por extraño que nos lo parezca, -a raíz del tiempo que está haciendo este año-, es complicado decir que estamos en otoño, y mucho más decir que estamos a prácticamente un mes de entrar en Navidad, ese período del año tan comercial que se visualiza bajo el telón de fondo de la nieve, el frío y los abrigos.

Y, claro, aprovechando esta locura del dios Meteo, tenemos entre manos una tregua temporal a la que hay que sacar el máximo provecho si tienes algo de tiempo libre. Así que, ya que Pep y servidora tenían la mañana del sábado complicada, la tarde también da pie a pedalear bajo un sol espectacular, así que nos vestimos para la ocasión, nos montamos en nuestras rígidas y a pasar un gran rato de bici-garrulismo por Territorio Rotero hasta que el sol dijo que se iba, y nos tocó bajar a fuego. Tarde divertida donde las haya y con final cervecero.

https://picasaweb.google.com/102090763904624214330/ILEGALDEOTONOMontagutCid#slideshow/5945789699069934082

domingo, 10 de noviembre de 2013

LOS INICIOS ROTEROS: MARCHA DE CICLO-ORIENTACIÓN


Desde el mismísimo momento en el que, estando sentados en el muro de una acequia, en plena ruta Alcoy - Gandía (92 km en un día!), un taitantos de julio allá por el año 1996 y bajo un sol de justicia, surgieron del gaznate de Juan Ortiz sabias palabras en un idioma gastro-esofágico -como era costumbre-, que hicieron que a alguno de los presentes se le encendiera la chispa y dijera: "pues oye, podríamos llamarnos la Penya el Rot", y hasta el día de hoy, hemos sido testigos de una evolución de tintes exponenciales. Un grupeto que arrancó con ilusión, sufrió el parón que la vida te exige y volvió a retomarse, nutriéndose de nuevos miembros que daban un aire más agradable al conjunto. Y todo con la esencia intacta que se respiraba el primer día. Aquí cambian los tiempos, pero no el pensamiento. De todas formas, nada que no se sepa ya.

Lo que pretendía abordar con esta entrada, fue ese momento en el que la buena senda que todos seguíamos apretó el botón de "pause", y que podríamos datar de la fecha de una marcha de ciclo-orientación que se celebraba en nuestro pueblo y que tuvo una gran acogida en su primera edición, concretamente un 8 de junio de 1997. La mayoría de nosotros, en plena efervescencia hormonal y comenzando la universidad, creaba una incompatibilidad ficticia en el noble acto de rotar y esos sábados de fiesta que comenzaban de buena tarde en el T'has Perdut, Evasión, Iguana, para finalizar en el futbolín de la Máquina del Sur, acabaron surtiendo al grupeto de novias y rolletes varios, una "nueva etapa" sin duda, que exigía más tiempo, que, junto con el dedicado a la universidad, copaba las agendas al máximo. Todo seguía un ciclo evolutivo natural.

Fue pocos días antes de ese domingo 8 de junio del 97 cuando nos reunimos el grupeto que hasta el momento conformaba la Penya el Rot en Ciclo-Manía, para recoger los maillots que oficialmente nos catalogaban como miembros, una prenda que no sólo es un trozo de tela pintada, sino que une a quienes la llevan puesta, otorgando un caché y la satisfacción de mostrar a la gente que somos una piña más compacta y más seria (aunque de esto último bien poco...). Si mal no recuerdo, 15 fue el número de personas que tuvieron el honor de hacerse con uno de ellos, y pocos retomaron esa nueva etapa que surgió allá por 2007.

Dicho maillot se estrenaría en la mencionada carrera/rally/marcha (llámesele como se quiera). Una "competición" de carácter púramente individual que, puede ser muy divertida, o todo un infierno. Servidora optó involuntariamente por lo segundo. Y no por gusto, sino por muñón que es uno. Y, a partir de aquí, comienza una narración/experiencia personal de lo que aconteció ese día.

Todo comenzó una mañana de domingo soleada como lo exige un recién estrenado mes de junio, y con toda la tropa luciendo un maillot blanco nuclear y que en la parte delantera tenía un "Penya el Rot" en rojo. Risas mezcladas con nervios y salidas individuales que se daban a cada minuto. Una ruta de 30 km. no excesivamente dura y un máximo de 5 horas para terminarla. En la bici, apoyado en la generosamente larga potencia que se lucía en la época y el manillar totalmente recto, un soporte rígido del tamaño del "bloc" con la ruta a seguir y una pinza de oficina de aluminio, todo cogido con bridas de plástico. Al lado, el aparato en el que depositaría inútilmente toda mi confianza: el Cateye Astrale, un aparato de 6000 pesetas de las de antes que me costó lo suyo conseguir y que, por no calibrar correctamente, me hizo hacer 15 km. más de los necesarios para llegar a meta dignamente. Y digo dignamente porque, aunque llegué hecho un asco, por lo menos mira... Pues llegué.

El error? Fácil: dejar el cuenta-kilómetros de lado y seguir al que tienes delante, que tiene toda la pinta de saber por dónde va.... Hasta que para, pone el pie en tierra y se rasca la cabeza. Y volver atrás hasta donde se suponía que se iba bien no era una opción... Podría verte alguien, hombre!.

Los avituallamientos se presentaban como oasis enmedio del desierto: caras amigables que te ofrecían agua y pastelitos industriales petados de grasas saturadas y azúcar en grandes dosis, y te demostraban que, al menos en ese punto, ibas por buen camino.

...Y seguías y, papelito tras papelito, todo era parar cuando el camino, pista o senda se bifurcaba y no coincidía con la distancia que te marcaba el cuentakilómetros. Vista al frente y a 200 m., otro biker parado y mirando papelotes con cara de pasmao...

No recuerdo quién ganó (cuando yo llegué, él debería hacer cosa de 3 horas que estaría en casa duchao y en el sofá viendo el trofeo), ni si yo fui el último en llegar. Pero, eso sí, si no entré a meta en último lugar, poco me faltó.

Definitivamente, esto de la ciclo-orientación no es el fuerte de quien narra esta historieta, y buena muestra de ello pretendo dejar en esta entrada. Sí, señores, en la Penya ha de haber variedad, y en tema de carreras, competiciones y demás, uno no es puntero, pro, gurú o como se le quiera llamar. Pero si hay que decir dónde dí el callo ese día y se notó mi presencia, eso fue sin duda alguna, en el avituallamiento de meta. Igual que un ciclón, acabé con el género que quedaba (fruta, cocas y demás viandas que en ese momento elevan la moral de uno hasta la calificación de "ansia viva"). Y no sólo eso, sino que, para no caer en la humillante depresión que otorga ver lo mal que sabe uno orientarse, me autoconvencí de que era el que más ejercicio había hecho. Toma. Ahí queda eso.






P.D.: al año siguiente, en la II Prueba Rally Ciclo-Orientación Ciudad de Novelda, servidora volvió a participar....... Y la volvió a pifiar..... Por aquello de dejar constancia de que "el hombre es el único animal que le tira varias veces a la misma bajal".

domingo, 3 de noviembre de 2013

PENYA L'ALTAR-COCOLL (2/11/13)

https://plus.google.com/photos/105657311320992184367/albums/5942054123784498673/5942054132842135442?pid=5942054132842135442&oid=105657311320992184367

Madre mía, la que liamos ayer sábado!!, un error de principiante mío llevó al borde del abismo literalmente, a toda la grupeta. Durante 7 horas empujamos, porteamos y medio ciclamos una zona, que nos sorprendió de manera increíble a los cuatro que ayer sufrimos lo que no está escrito por la Vall de Pop.

Lo que parecía un simple trámite en forma de camino serpenteante, se convirtió en un aéreo sendero de muchos kilómetros entre cortados, y con sube y bajas constantes que dificultaron mucho el avance. Por suerte el sendero estaba limpio, y el paisaje tan impresionante mitigó la dureza.

El grupo como siempre, le puso la mejor cara al tema, por lo que no hubo que lamentar por la integridad del Gandalf de turno en ningún momento.

Al final la cosa terminó como se esperaba: con un bajadón mayúsculo, tan kilométrico como el sendero de acceso, que tiene un poco de todo y en su justa medida. 

Si encima la trialera termina en el coche, y éste lo tienes aparcado en la puerta de un buen bar... ¿qué más te puedo contar?

Rutón para volver con todo el equipo, pero esta vez por el camino de abajo. Eso sí, para nuestros adentros quedarán los momentazos y el paisaje vivido.

viernes, 1 de noviembre de 2013

CONVOCATORIA DEL VIERNES: WHERE IS THE COCOLL?


Con las ganas de embarcarse de nuevo por territorio inédito, nos autoconvocamos un puñado de alegres poseedores de bonobici montañés, con la firme intención de traer al currículum rotero una nueva ruta.

Este año 2013, está siendo prolífico en incursiones por el interior de la Marina Alta, que al tratarse de la comarca alicantina más alejada al Vinaloriver, ha sido hasta ahora, poco transitada por el taco rot. Eso ya se acabó. Empezamos en enero dando el do de pecho por la cresta del Carrascar de Parcent, y seguimos hace relativamente poco por el montón de piedras de Xortà, entrando tímidamente en la Marina del Norte.

Mañana seguimos con el propósito de creernos Dora la Exploradora, así que con ayuda del mapa (bueeeno, y del cachivache soviet tambiéeen), nos embarcamos por la “montaña olvidada”: el Cocoll.

Una montaña cambiante según por la vertiente que la mires,  que nos va a regalar un acceso duro pero bonito por caminales y sendas a través del Barranc de l’Almedich, salir a la explanada de la pista de avionetas anti-incendios, hacer cómodamente cumbre, asomarnos a la vertiginosa cara oeste del pico, y bajar por arriba del Barranc dels Bous por una senda kilométrica que en 5 largos km, baja 600 negativos.

Supongo que llegaremos muy bien de hora abajo como para comer  en un buen bareto en Benigembla.

Hay fuentes por el camino.
Hora de zarpe desde Moldavia: 7:30 h.
1,30 h. de coche. Lo pones tú?
Viernes.
Vienes?

martes, 29 de octubre de 2013

OPINA AHORA, O CALLA PARA SIEMPRE

El momentazo del café matinal, con las jamelgas esperando y 
las primeras coñas del personal ya bien surtidas... no nos lo quita nadie.

Tremendo dolor de cabeza me supone el tener que pensar por otros. Y es que tronnnncos, llevo toda la semana pensando en rotadas imaginarias, intentando acertar cuál os encaja más, para tratar de alcanzar lo que todos buscamos: el máximo número de roteros en filas.

Total, para no encontrar un quórum adecuado, tener que esperar al final para organizarnos el tinglao, etc., no vale la pena ir detrás de vosotros. Pero bueno, allá va el enésimo intento de arrancaros con cucharita lo que pensáis o no hacer este próximo sábado.

Vuelvo a lanzar doble posibilidad de ruta, con el fin de elegir la que más se ajuste a vuestro plan/situación personal. No seáis Madre Teresa de Calcuta, si no decís nada porque pensáis que así "condicionáis" al resto estáis equivocados, con ello lo único que hacéis no es sino jodernos las ganas de intentar juntarnos tropa.

Así que, hale, mójate collons, y arréglatelas como puedas para venirte de jaleo.

  • Opción 1. Beneixama tradicional. Ida/vuelta hora y cuarto de coche. Ruta conocida, que si todo va bien, llegas a las 15h. a casa. Recuerdo que a veces llegamos incluso a hora de primer plato. Posibilidad de el que quiera y pueda, mesa puesta en el pueblo.  
  • Opción 2. Rotada por Benigembla, TVR de 17 kms, con algo menos de 1000 de desnivel. Dos barrancos: uno de subida y uno de bajada. Pico espectacular y 5 km de trialera final non stop. No sé si alcanzará el summum de una épica, pero que puede ser un rutón ya os lo garantizo. Eso sí, 1h 35' de ida y otro tanto de vuelta. Posibilidad de el que quiera y pueda, mesa puesta en el pueblo.

Yo me roto a lo bestia nenes, así que venga, vayamos opinando.

miércoles, 23 de octubre de 2013

¿NOS VAMOS DE MARCHA?

 Foto del CC Polop (creo)

Hay que remontarse cuatro años atrás en la vida del blog, para encontrar algo de vidilla en la categoría de "marchas". Lo más reciente fue la chorizada de chorizo que nos dieron en Polop, valga la rebuznancia, y es que después de aguantar la lluvia y el barro de las trialeras de Xirles llegamos a una meta desmontada y un chorizo como premio al último... que se lo debieron comer otros.

Ya sabemos que estas cosas, de marchas tienen poco, más bien es un pique entre ciclistas que van a hacer puesto y tiempo (respetable, por supuesto), de ahí que la Penya poco quiera saber de ellas... hasta que no se sabe muy bien porqué, nos vuelven a llamar la atención.

Lo cierto es que personalmente me apetecía mucho volver a repetir la de Polop, que creo fue este sábado pasado, por el ambientillo y sobre todo por aquello de conocer sendas nuevas con las que poder ir luego toda la grupeta, e incluso generar nuevas rotadas por una zona que merece mucho la pena.

Así que en esa misma zona y en breve, está la XIV Marcha de la Nucia, que está programada para el 24 de noviembre a las 10 horas. Da tiempo a levantarse, acudir a la cita y hasta desayunar como está mandao, y luego 30 kms de pura diversión por una zona a tope de sendas.

Hola ke ase?
Ase marchas o ke ase?

miércoles, 16 de octubre de 2013

¿Y PARA ESTE SÁBADO, QUÉ?

A ver, que sirva esta entrada para comentar cada uno lo que tiene previsto para este sábado. Mañana ya es juernes y en dormir esta noche, pasado mañana ya es sábado, es decir que está a la vuelta de la esquina así que vayamos debatiendo de cómo cada uno tiene su bonobici y hacia dónde le gustaria dirigir los tacos de sus burras.

Y como habréis podido deducir de la foto de la entrada, no estaría nada, pero que nada mal ir hacia Beneixama. ¿qué os parece?

domingo, 13 de octubre de 2013

ALT DE GUIXOP -PARTE 1- (12.10.13)


El entorno entre Rabosa y el cordal que dejan el Maigmó y el Despenyador, es un lugar propicio para pasar una buena mañana por un terreno endiabladamente boscoso, y que contiene sus buenas opciones trialeras.

La ruta lleva a engaño, tal vez por lo asiduo de sus senderos, pero lo cierto es que alcanzar los 1250 mts de altitud de l'Alt de Guixop, es cuestión de un par de horas mínimo. Si además le añadimos algún enlace macarrónido marca de la casa, otro percance mecánico (fácilmente solventable para la Secc. Mecánica rulZ!) y xarraetes con caretazos que hacía mil que no se prodigaban... pues es entendible que llegásemos un poco tarde a la cima.

Después de abrigarnos en estos primeros fríos otoñales y almorzar, Pep el Palmerero nos dejó más claro el obtuso inicio, que discurre por una ladera selvática que poco a poco, y sendero tras sendero, te deja en la Rabosa inicial.

Terreno agradecido, bosque sensacional, grupeta bicicletil con todas las formas y colores, y una gentola con la que te irías al fin del mundo.

jueves, 10 de octubre de 2013

CONVOCATORIA DE VIERNES: Vuelve al redil, so ovejo

Vuele el otoño, o eso dicen. Vuelven los plomadores de laderas, vuelven los perros olisqueadores, los remolques con todoterrenos conducidos por berzotas hasta más alla de donde quisieras encontrarlos, y por parajes en los que te han mirado mal por biciburrear.... Todo vuelve, al redil.
Y por eso, viniendo de un verano en el que el ganado ha estado más desperdigado de lo deseable, se lanza esta convocatoria a modo de silbido cabrero, en toda frecuencia audible, seas churra o merina, des leche o des flato, tengas lana o asomes mona, para que te instes en torno al abrevadero de Moldavia, para tomar forraje en forma de churros, al despuntar al alba 7.15 hora internacional de Novelda.

Se pretende partir en rotmobil hacia Rabosa, con hora para empezar a dar pedales sobre las 8,15, y salir desde el mismo bar, para remontarnos a ritmo xinoxanero hasta el Alt de Guixop (hasta la campana de arriba), para de ahí, tras disfrutar del pasto serrano, en forma de vianda, endurecer los pellejos y degustar un enlace de sendas conocido y deshojable sobre la marcha.

La pretensión es ver a los borregos que hace tiempo no asoman, estando por casa de nuevo a hora prudente. Así pues...

Vienes?

Pones furgón borreguil motorizado?

Por si no te habías dado cuenta... YA HUELE A SÁBADO.

martes, 8 de octubre de 2013

BIENVENIDAS, EXCREMENCIAS!!


Dicen las malas lenguas por ahí, que dos veteranos roteros abandonarán momentáneamente las laborales paternales para volver al redil de la "R". El estado de forma... debe ser lamentable, las ganas de hablar y contarnos cosas al resto... infumables, la mistela que deberán portear hasta arriba como ofrenda al grupo... de primera calidad, y las bicis... hechas una mierda desde la última vez que las tocaron.

Pero bueno, digo yo que habrá que quererlos de nuevo, que se merecen un beso en los morros y una rotada acorde con lo que ellos decidan. 

Dado el chumascamiento masivo bonocletil, se agradecería algo cercano, pasando un rato de esos de ponerte el esfínter a punto de nieve y volver a casa alegre y contento.

Totx & Ako / Ako & Totx... PROCEDAN!!!

CON NOCTURNIDAD Y ALEVOSÍA

Imagen de la Selección Nacional de hockey sobre patines de "la Terreta". La bicicleta no se sabe muy bien porqué estaba ahí.

Aquel encuentro en las profundidades del Xorret de Catí tuvo mucha miga. Todo el mundo puso de su parte para poder asistir al mayor número de actos posibles, de cuantos se celebraron en el "Summer Rot Revival" de julio de 2011.

Por la tarde empezaron a caer cervezas, ilegales vespertinas, escalones asesinos ya casi sin luz, carne a la parrilla, más cervezas, una nocturna brava de verdadero lujo, pedos que no venían a cuento, otros pedos que sí, un plato de ducha inundao, y una Rabosendeada matutina final.

Sin duda alguna, un encuentro tribal mantenido luego con otros nombres en veranos posteriores, que han ido marcando el calendario a base de grandes momentos vividos, con la bici como excusa. 

Menuda banda, la que tocó aquellos dos días por los escenarios del Pirineo del Vinalopó.

lunes, 7 de octubre de 2013

LA CRISIS DEL CALZONCILLO.

Me recuerdo a mi mismo junto a aquel amigo de la infancia, y con apenas 13 ó 14 años, divagando acerca de la autenticidad o no, de las primeras bicis de montaña con suspensión delantera.

Cierto, aquello ya era una declaración de intenciones y el principio de un largo currículum para certificar dentro de muchos años, el Máster en abuelo-cebollismo. Pero hoy en día lo percibo todo, como un carácter predestinado al puretismo descontrolado. Algo que es descaradamente maligno, con tintes antisociales marcados, y de resultado incierto.

Y es que, y permíteme que personalice, del mismo modo que odio clasificar y que me clasifiquen, amo el sentido de pertenencia, en el sentido más tribal de la palabra.

Curiosa dicotomía, pero a la vez real. Desgraciadamente real.

El tiempo pasó. Aquellos veranos de divaganda a la sombra de los cipreses con las cletas de entonces, dieron paso a divagandas a la sombra del café licor en un ambiente más nocturno, y con el tiempo, uno siempre retoma lo que nunca abandonó del todo. Vamos, que dejé de pillarme el pedal, para darle de nuevo a los pedales.

Y claro, uno se autoanaliza, ve lo que le rodea, que no tiene absolutamente nada que ver a lo que había hacía 10 años, y cae en la necesidad de compra. Renovarse o morir. “Pues habrá que renovarse”, pensé.

La renovación pasó por anular las sentencias que aquellos dos jueces imberbes emitimos bajo los cipreses, un suspiro posterior, una inspiración bien potente, y una horquilla de suspensión al canto. No veas si lucía bien aquella MZ Bomber en aquel cuadro cromado de CrMo.

Empecé a pillarle el gusto al tema. No hay nada como gastarse unos cuartos bien ganados, en la bici. Parece que las cuestas no cuesten, valga la rebuznancia.

Y al poco se configuró de nuevo la grupeta, conforme iban todos pasando la etapa de estabilización juvenil. Como no podía caer más café licor, volvimos a caernos en bici.

Con mi pareja apalabré un año de travesía en el desierto, y si seguía metido en el ajo, adaptarme a la modernidad con bici nueva, la que me recomendaba el mercado. “Si en un año no lo he dejado: pecaré”. Y así fue.

Arrumbado de nuevo quedó mi acero del Cuaternario, esperando el paso del tiempo, cayendo en el olvido bajo el yugo del óxido corrosivo.

Tan radical fue el cambio que me autoexigí demasiado, y me costó pillarle el hilo. Se diría que bajaba más rápido antes. “¿Qué me pasa doctor?”. Ayyy amigo… los hilos del mercado!!!

Tapé mis oídos y en las bajadas me olvidé del resto. Allí estábamos, en mitad de la montaña, aquella bici de marca mítica y yo, el resto no importaba. Al final le pillé el punto hasta el aburrimiento. Sentía que necesitaba más, y luego más, hasta que en esencia, de aquella bici solo quedaban ya el cuadro, las bielas y el cassette originales.

A los dos años, en una trialera infame aquel cuadro gobernado por una chapa con un piolo, me dijo “ahí te quedas”. Y vaya que si me quedé, más tirao que un pañuelo de papel.

Pero, ¿qué más da?, era el escenario y el momento ideal para un nuevo cambio, el mercado volvía a susurrarme las mejoras del momento, así que me volví a subir al carro. Quizá fuese el peldaño definitivo!!

Desde aquel momento, ya calzaba mayor aparato para bajar el monte que para mear. “Esto es justamente lo que necesitaba”, aseveré. Pero ¿qué era lo que en realidad necesitaba?, eso por suerte, lo tuvimos siempre claro desde las charlas de los cipreses.

Berenjenales mil, viajes siempre soñados, nuevas travesías saliendo desde la puerta de casa, y unas bicicletas con un funcionamiento jamás imaginado, hasta que me llegó la crisis del calzoncillo. Esa crisis existencialista que te dice que te despojes de todo lo inútil, y que te quedes sólo con lo verdaderamente importante, aquello que te permita seguir haciendo lo mismo que haces, sin que nadie te mire del todo raro.

Y con otra vuelta de tuerca más, de esas que da la vida, me quité la ropa. Esta vez no hizo falta ni catar el café licor para perder la vergüenza.

“Te la pegarás, vas al revés del mundo, eso es nadar a contracorriente, solamente una alternativa a ratos concretos” me decía el mercado. Pero esta vez, con el abuelo-cebollismo ya diagnosticado, y totalmente descontrolado dentro de mi cuerpo, no le hice caso.

Le levanté el índice, busqué un poco y junto con un libro de autoayuda destructiva escrito por cuatro hippies del Camp4 del Yosemite, que murieron creyéndose libres para hacerlo, me rasgué las vestiduras. Empecé a coquetear con mi hierro primitivo, apenas dos metidas de mano, y me gustó, aunque conocía ya algunas posturas un tanto complicadas, que no hacían sino pedirme una amante un poquito más flexible y acorde.

Llevo ya más rutas que dedos en las manos, con otro cuadro hecho del mismo material que el que apoyábamos en aquellos cipreses, aunque mucho más robusto; y lo que es peor, me sigo haciendo la misma pregunta que en aquellas tardes de verano nos hacíamos, acerca de la autenticidad del ciclismo de montaña.

El mercado me dice que no, que mi crisis es postural, que eso se pasa con un poco de almohadilla eléctrica, alcanfor, un amortiguador trasero y nuevo diámetro de rueda. También que no idolatre a nada ni nadie, que el postureo es para la adolescencia, que ir de tal o de cual no es para mi…

En la grupeta me encuentro sumido en sus profundidades, oliéndoles apenas el rastro al resto de los colegas, cuando el sendero se hace de palmo y medio y enchufa hacia abajo; y allí me quedo a mi bola, jugueteando con esta y esta otra piedra, parando para recuperar la circulación de mis manos, convencido que esos momentos hay que estirarlos, marcando una inercia divertida claro está, pero en cualquier caso no intentando llegar abajo lo más rápido posible sencillamente porque acaban antes.

Por eso aquí sigo, alucinando bellotas con algo que no me costó ni una compra semanal del Mercadona, repintado, forrado a pegatas cual carpeta del instituto, y nadando al revés en un río repleto de necesidades que todo el mundo entiende como básicas.

Eso sí, admitiendo a trámite la horquilla delantera, porque aquellos jueces imberbes no tenían ni puta idea.